Las emociones en Biodesprogramación

Las emociones en Biodesprogramación

Precisamente las emociones son la clave de la Biodesprogramación. Etimológicamente emoción viene de emotio, movimiento o impulso, aquello que te mueve, en definitiva es energía en movimiento. Las emociones son un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos, fisiológicos y endocrino.



Las emociones resultan de la actividad del sistema nervioso al igual que los movimientos voluntarios, las emociones proporcionan el color al comportamiento y son necesarias para la supervivencia del individuo, por ejemplo, la rabia o la agresividad, permite al individuo enfrentarse a un enemigo o si el sistema nervioso identifica que el enemigo es más fuerte, sustituye la rabia por el miedo para que pueda huir de él o parecer que estoy muerto. Son las tres reacciones biológicas de adaptación para sobrevivir.

La emoción según la Biodesprogramación tiene dos componentes, uno es la emoción subjetiva que sentimos en nuestro interior y el otro es la manifestación externa de la emoción que sentimos en el exterior, a veces es posible separar los dos componentes, por ejemplo, un actor puede simular todas las manifestaciones de una emoción sin realmente sentirla. Eso indica que estos dos aspectos de la emoción pueden residir en regiones separadas del sistema nervioso.

El ser humano no es un ser racional que se emociona, más bien es un ser emocional que en ocasiones razona, este pensamiento hace que reconociéndose encontremos más coherencia en el comportamiento del ser humano. Reconocer que no somos seres tan sólidos nos da la oportunidad de aprender y cambiar.

El estado de coherencia relacionado con actitudes positivas producen una serie de beneficios que mejoran los estados físicos y psicológicos, a la vez que facilita la regeneración de procesos en el cuerpo humano.

Una educación emocional inadecuada nos va a perjudicar y bloquear en todos los ámbitos de nuestra vida, incluso rompiendo la armonía en nuestra salud. Es muy importante empezar desde la infancia a aprender la inteligencia emocional para evitar problemas emocionales, físicos, psicológicos, producidos por conflictos originados en la escasez de recursos a la hora de relacionarnos con el entorno que nos rodea.

Es necesario ponerles nombres a las emociones en Biodesprogramación y pararnos a averiguar en el momento, qué es lo que sentimos respondiendo por ejemplo a la pregunta; ¿Qué siento exactamente? Ira, enfado, rabia, cólera, tristeza, alegría, etc… Porque la primera fase para poder gestionar una emoción es identificarla, es fácil reconocer emociones, lo que lo hace un poco complejo es, que suelen producirse varias a la vez, separar e identificar las emociones nos permite transformar las emociones que nos limitan o incomodan.

 

 

2 comentarios en “Las emociones en Biodesprogramación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
28 + 15 =


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.